Atacama virtual
www.geovirtual2.cl

Región de Atacama, Chile

Francisco M. Aracena: Chañaral de las Animas

Museo Virtual, Atacama
W. Griem, 2015, 2017

Francisco Marcial Aracena (1884) página 53 - 64

Personajes de Atacama

Chañaral de Tornero

Retrato de Chañaral de R. Tornero (1872)

Francisco Marcial Aracena describe en forma muy detallada la situación de Chañaral en 1884. Da listados de los comercios, de la industria etc.

Casa histórica en Chañaral, Región de Atacama - Chile

El texto indica muy intenso los avances en el desarrollo de Chañaral y su futuro bastante positivo, pero al otro lado también menciona las falencias del pueblo.

Mapa de la ubicación de Chañaral en la Región de Atacama, Chile

Carta del sector Chañaral (Orrego, 1903)

 

Personas de Atacama
Francisco M. Aracena

Los textos originales fueron digitalizados, transformados a ASCII redactados  por Dr. Wolfgang Griem.

Bibliografía
Minería en retratos históricos

 Literatura: Chañaral


Extractos del libro "Atacama y Coquimbo - Y los Grandes y Valiosos Depósitos" de Francisco Marcial Aracena (1884). Una detallada descripción de Chañaral de las Animas - en su época de desarrollo.

Capitulo IV.

Chañaral de las Animas.

I
La nave que nos conduce nos ha dejado en la bahía un tanto borrascosa y traidora del puerto de Chañaral de las Animas, distante unas 46 millas al norte de Caldera y a 429 de Valparaíso. Chañaral encuéntrase situado a los 26° 23' latitud sur al meridiano de Greenwich.
Nos hallábamos en presencia de una población notablemente populosa e importante, y, sin embargo, apenas divisábamos desde abordo los pardos penachos de humo que despiden las chimeneas de sus establecimientos de fundición, semejándose a numerosos volcanes en activas erupciones.
De su población, o sea su conjunto, apenas se divisa, mostrando unos edificios de colores un tanto tétricos y apagados. Los altos farellones que la rodean por su parte sur impiden que pueda contemplarse desde abordo toda entera. Un viajero que por primera vez ponga el pie en el muelle de Chañaral, notará que solo ha penetrado a una cocina grande. Tal es la no mui envidiable perspectiva que ofrece.

En efecto, sus calles terrosas y materialmente oscurecidas por el humo de los hornos de los establecimientos de fundición; sus edificios, sin excepción, cubiertos de un polvo aceitoso y lleno de hollín, hacen dar una pobre idea de la población en jeneral. Pero causas que justifiquen este estado lamentable, Chañaral, puede presentarlas por toneladas, como su cobre que exporta.
Por una parte la abundancia de tierra de sus calles se justifica palmariamente, pues el lector notará que nos encontramos en pledesierto de Atacama; y aunque la empresa del ferrocarril tiene el compromiso contraído con la municipalidad de regarlas dos veces por semana, aun esta acertada medida no es suficiente, pues el sol abrasador que se descarga en esas latitudes hace que la humedad se evapore con rápida lijereza, sin tomar en cuenta el abundante tráfico de carretas metaleras, que como los rayos del sol, en breve tiempo no dejan ni huellas de humedad.
Ahora pasando a estudiar los sitios que ocupan los establecimientos de fundición, encontraremos otra casa poderosísima, figurando uno al norte y el otro al sur de la población, y de esta manera tienen necesariamente que enviarles sus grandes masas de sofocante humo, movidas por la más pequeña brisa que corra. De aquí nace el color apagado y triste de sus edificios, revestidos con una capa casi impermeable de una sustancia aceitosa, o lo que es lo mismo, mezcla de tierra, carbón, hollín y cobre volatilizado.

II.
Su población abarca una área de unas doce cuadras de sur a norte, por tres o cuatro de oriento a poniente. Su aspecto, como ya lo hemos declarado, no tiene nada de pintoresco, ni ofrece atractivos de ningún jénero, circunstancia debida a la escasez de agua, lo que orijina por consiguiente la carencia absoluta de toda vejetacion. La aridez de las altas colinas y enormes farellones que la rodean no pueden menos que ocasionar una impresión harto desagradable en el ánimo riel viajero, y mucho más si éste llega de la parte central o de la más austral de nuestro hermoso territorio.
Su configuración topográfica es también mui irregular, siendo por lo jeneral de un piso extremadamente quebrado, formando mesetas, algunas completamente separadas de las otras. Sus manzanas forman caprichosas figuras jeométricas y sus calles cortadas a cada paso por cruceros. Sin embargo de ofrecer un aspecto tan extraño y diforme, su conjunto se nota animado y halagador.
Debido a sus diversos cruceros, el ferrocarril ha podido tender sus rieles en tres de las calles centrales, pudiendo hacer con prontitud y sin entorpecimientos el servicio de los distintos establecimientos, muelles y comercio en jeneral.

Los edificios de Chañaral son todos de madera, pudiéndose llamar a algunos mui regulares, contándose una treintena de dos pisos.El pavimento de sus aceras, si no es bueno, tampoco puede considerarse malo. Los adobones de escoria de las fundiciones es el material que predomina en su confección, siguiéndole el cascajo terraplenado.
Su plaza es pequeña por encontrarse en una situación no aparente, y su ornamentación se ha debido al entusiasmo y jenerosidad desplegadas por el caballero portugués don Manuel Magalhaes, que con un desprendimiento digno del mayor elojio, facilitó el dinero para los trabajos, concretándose él mismo a ser su director. Creemos que hasta ahora el municipio de Chañaral le debe esa suma, o por lo menos una gran parte de ella.
En la plaza se encuentran situados la mayor parte de los edificios y oficinas públicas como la municipalidad, subdelegación juzgado de subdelegación; cuartel de policía, oficina telegráfica, escuela fiscal de niñas y la iglesia parroquial. Todos son edificios pobrísimos, de mezquino aspecto, exceptuándose la municipalidad.


III.
Chañaral encierra en su seno los siguientes establecimientos de instrucción, beneficencia y corporaciones filantrópicas:

Dos escuelas fiscales de ambos sexos. A pesar de ser fiscales estas escuelas, sus preceptores, sin embargo, perciben una cierta subvención del municipio.

a) Escuela democrática para hombres, fundada y sostenida por el señor don Federico Varela, actual Senador por Valparaíso.

b) Colejio superior Porvenir, para hombres.

Un excelente cuerpo de bomberos con tres compañías, con más de un centenar de entusiastas miembros, fundado el año 1878 y aprobados sus estatutos por el Supremo Gobierno a principios del año de 1881. Esta hermosa institución, que por el entusiasmo y desprendimiento de todos sus miembros puede hacer honor a cualquiera de las ciudades más importantes y populosas del país, ha construido recientemente, con sus propios fondos, un magnífico edificio para cuartel y teatro a la vez, que será uno de los más bellos ornatos de la población.

Una, sociedad de artesanos con más de cincuenta socios, fundada el año 1881. Da conferencias públicas y trata actualmente de abrir una, escuela nocturna y de adquirir una imprenta para editar una publicación que sirva los intereses de la institución.

Una biblioteca perteneciente a la misma sociedad de artesanos, que gradualmente va aumentando el número de sus volúmenes.

Un hospital harto cómodo y aseado, con su respectivo botiquín, construido y sostenido por su jeneroso vecindario.

Una junta de beneficencia creada el año de 1873, y con personería jurídica desde aquel mismo año.
Un templo católico costeado por el vecindario.
Un templo para disidentes.
Un cementerio católico misto, costeado por el vecindario,
Un cementerio para disidentes.
Una imprenta costeada por acciones el año de 1875, y por la cual han salido a luz los siguientes periódicos hasta la fecha: La Voz de Chañaral, El Pueblo, La Razon y actualmente El Desierto. Han existido también en otras ocasiones otras imprentas. Una numerosa banda de música, sostenida por la Municipalidad y el vecindario; y su instrumental nuevo adquirido solo el año de 1880.
Una sociedad ”Consumidora de Carne”, por acciones de a 20 pesos, con el objeto de ofrecer a más bajo precio este indispensable artículo. A todo esto podríamos agregar todavía los buenos miles con que Chañaral ha contribuido para el sostenimiento de la guerra, ora para atender a los heridos del rejimiento Atacama en Copiapó; ora para recibir a los soldados a su regreso a la patria; ora para la adquisición de la Nueva Esmeralda como para el monumento que en breve tiempo se erijirá, en recuerdo de la gloriosa epopeya de Iquique.
Aún más todavía.


Los dos fuertes que existen en Chañaral, denominados Sarjento Aldea y Luis Uribe, fueron construidos en su mayor parte con fondos erogados por el vecindario, para lo cual se llevó a efecto un gran bazar el año de 1879, que produjo de cuatro a cinco mil pesos. Chañaral cuenta con muchos abonos a su favor, y mui pocos cargos, y sin embargo, se le ha hecho aparecer, no ha mucho, con  un formidable saldo en contra!


IV.
Hemos enumerado ya los establecimientos de instrucción y beneficencia, y corporaciones o instituciones filantrópicas que posee el nuevo departamento de Chañaral de las Animas, que aunque hasta ayer era considerado como una pobre subdelegación del departamento de Caldera y como un ignorado asiento minero enclavado en los extensos y tristísimos páramos del desierto de Atacama, puede, sin embargo, presentar una hoja de servicio mucho más valiosa y meritoria que muchos de nuestros principales departamentos de primer orden.

Vamos a considerarlo ahora como plaza comercial de activísimo movimiento. Tomando por base la “Matrícula de Patentes” para el año de 1883, Chañaral de las Animas posee los siguientes establecimientos comerciales:

● Una barraca de madera.
● Seis ajencias para despachos de buques.
● Una ajencia de seguros.
● Dos escritorios.
● Tres boticas, una de estas es droguería.
● Un club, aunque no en la categoría de una institución de esta naturaleza, sino como establecimiento comercial.
● Quince tiendas de mercaderías surtidas.
● Una bodega surtida.
● Veinte despachos de abarrotes o menestras.
● Doce cafées.
● Ocho cigarrerías.
● Cinco carnicerías.
● Siete panaderías.
● Tres herrerías.
● Dos hojalaterías.
● Tres sastrerías.
● Dos zapaterías.
● Una peluquería.
● Una relojería.

Una mercería y una, casa de préstamos, que es lo más admirable, testimonio irrecusable, poderoso y fehaciente de que en aquella población no se anida la miseria, siendo por el contrario un pueblo activo, laborioso y rico.
El importe de sus transacciones comerciales no baja de cien mil pesos por mes, y el consumo de carbón de piedra para sus dos establecimientos de fundiciones de cobre, ferrocarril, máquinas resacadoras de agua, etc., no baja de trescientos mil pesos anuales, o sea el importe de unas treinta mil toneladas de aquel valioso combustible.

Ahora, con el mejoramiento paulatino de aquel importante territorio, y con la circunstancia de haber sido elevado al rango de departamento, no es de extrañar que antes de poco su población total se haya aumentado de una manera bastante notable. Y como corroboración de esto último, vamos a apuntar enseguida algunos otros detalles que talvez no carezcan de interés, y que nosotros tomamos de EL DESIERTO, periódico que se edita en aquella localidad, correspondiente a Junio y Julio del año próximo pasado.
Según las listas de pasajeros o movimiento marítimo publicado por el expresado periódico, correspondiente a la segunda quincena de Junio y primera de Julio, habían desembarcado en Chañaral con procedencia del sur y norte de la República, 143 pasajeros, y habían salido en el mismo tiempo solo 21, quedando un excedente de 122 habitantes en el espacio de solo un mes.

VI.
Hemos considerado ya al nuevo departamento de Chañaral como pueblo comercial y laborioso, encerrando en su seno un número crecido de establecimientos e instituciones de instrucción y beneficencia y corporaciones filantrópicas y como que mui pocos sean los departamentos que existan en toda la República que puedan superarle en este sentido. Esto mismo podríamos agregar respecto a su estado comercial, que aunque hoi día se presenta un tanto amortiguado a causa de diversas vicisitudes y trasformaciones, es, sin embargo, mucho más superior que otras plazas comerciales del mismo jénero.
Tócanos entonces ahora presentarlo bajo su aspecto minero, que es el compendio y el ideal que perseguimos en el presente trabajo — y que al mismo tiempo es la industria que lo ha creado, que lo sostiene, y que sin duda ninguna, lo colocará más tarde en la cúspides de su engradecimiento.
Es cierto que Chañaral, en la actualidad, no es el de ayer; pero que indudablemente, con las nuevas franquicias que se le ofrecen con la mano oportuna que se le tiende desde las altas rejiones oficiales y con el aumento de capitales para el sostenimiento de empresas que estaban al fenecer y de otras de reciente creación tendrá necesariamente que volver a recuperar su antigua posición.
Todo pueblo minero tiene que estar constantemente expuesto a todas estas fluctuaciones y vicisitudes, como las plazas comerciales de primer orden que están siempre pendientes de las diversas variaciones del cambio,— Por consiguiente, nuestra industria minera tiene mucho que esperar del territorio que con tanta justicia ha sido ascendido a una posición más espectable y de más valía.

No menos de veinte centros mineros, de más o menos importancia, se abastecen y exportan sus productos por Chañaral y su dependencia de Pan de Azúcar. Estos centros mineros unos son de cobre y de plata, y otros los son de oro y de plomo. Estas dos últimas sustancias mineralójicas aún no se jeneralizan ni se desarrolla su industria en aquel territorio de una manera que pudiéramos llamar acentuada. Solo la plata y el cobre han sentado su predominio en aquellas rejiones, particularmente el último.
Esos centros mineros son los siguientes: Animas, Salado, Pueblo Hundido, Potrerillo, Doña Inés, San Pedro de Cachiyuyo, El Desierto, Chañarcito, Merceditas, Punta Negra, Los Pozos, California, Carrizalillo, Minas Nuevas, Saladito y Cerro Negro, como minerales de cobre.
La Florida, Indio Muerto, San Cárlos, Vaca Muerta, El Pingo, y últimamente la Sierra Esmeralda como minerales de plata.

Los establecimientos industriales de más importancia que existen en Chañaral, son los que a continuación anotamos.
● Establecimiento de la Compañía de Minas y Fundición, con 13 hornos.
● Establecimiento Edwards, con 6 hornos.
● Ferrocarril de Chañaral perteneciente a don A. R. Edwards.
● Casa Compradora de Metales de Arturo Besa.
● Compañía Explotadora de Cerro Negro.
● Ajencia para la compra de metales de Lota.
● Ajencia para la compra de metales de Schwager de Coronel.
● Muelle de fierro, recientemente construido, de la Compañía de Minas.
● Muelle de madera del establecimiento de Edwards.
● Dos muelles de madera para lastre.
● Máquina a vapor para moler quijo.
● Cinco máquinas para resacar agua.

Consagraremos un capítulo por separado a los principales establecimientos industriales arriba especificados, particularmente a las dos fundiciones de cobre y a la empresa del ferrocarril.

 

Chañaral de Tornero
Retrato de Chañaral en la Región de Atacama, Chile - de Tornero 1872
véase retrato en total: Chañaral  (R. Tornero)

Minería de Atacama
Historia Atacama

Picto-Literatura-Atacama

Ciudades en Atacama
Intro sitios turísticos
Copiapó
Vallenar
El Salvador
Chañaral

Chañaral en la actualidad
Texto de Aracena 1884
Ferrocarril de Chañaral
Chañaral  (R. Tornero)

Chañaral, Animas (Philippi)

Caldera
Diego de Almagro
Huasco
Freirina
Alto del Carmen
Tierra Amarilla

próxima página en geovirtual

Minería de Atacama
Minería entre 1830-1920
Listado distritos de Atacama
Chañarcillo
Tres Puntas
Carrizal Alto
Cerro Blanco
Lomas Bayas
Cabeza de Vaca

Francisco M. Aracena
Personajes de Atacama
Literatura
Mina San Pedro (Inca de Oro)
Carrizal Bajo
Carrizal Alto
Ferrocarril Carrizal
Cerro Blanco
Huasco
Caldera
Chañaral
Innovaciones técnicas

Visitantes de Atacama
Listado de Visitantes
R.A. Philippi en Atacama
Paul Treutler en Atacama
Charles Darwin, Atacama (1835)
Ignacio Domeyko y Copiapó
Kunz en Copiapó
Hugo Kunz en Chañarcillo
Gilliss Mineros en Chañarcillo

Información adicional
Cronología histórica de la Región
Minería de Atacama
El Ferrocarril en Atacama
Cartas y Mapas de Atacama
Cartas históricas de Atacama
Listado de personajes de Atacama


Literatura:
• Aracena
,, Francisco Marcial (1884): La industria del Cobre en las Provincias de Atacama y Coquimbo. -  372 páginas; Imprenta del Nuevo Mercurio, Valparaíso. (Colección W. Griem)
• Orrego, A., Orrego, L., Silva, C., Montaner, R. & Tornero, J. (1903): Chile, Descripción física, política, social, industrial y comercial. - 308 página; Ed. Carlos Tornero, Libreria C. Tornero, Santiago de Chile. (Colección W. Griem)
• Tornero, R. (1872): Chile Ilustrado, guía descriptivo del territorio de Chile. - 496 pág.  Librerías i Ajencias del Mercurio; Valparaíso.

No se permite expresamente la re-publicación de cualquier material del Museo Virtual en otras páginas web sin autorización previa del autor: Condiciones Términos - Condiciones del uso

Página anterior en geovirtual.cl

Minería de Atacama
Historia de la Región Atacama - Recorrido turístico: contenido

próxima página en geovirtual

 

Linea roja
Índice de nombres y lugares

 

www.geovirtual2.cl

Apuntes y geología
Apuntes
Apuntes Geología General
Apuntes Geología Estructural
Apuntes Depósitos Minerales
Apuntes Exploraciones Mineras
Periodos y épocas
Módulo de referencias - geología
Índice principal - geología

Museo Virtual e Historia
Entrada del Museo virtual
Recorrido geológico
Colección virtual de minerales
Sistemática de los animales
Historia de las geociencias
Minería en retratos históricos
Fósiles en retratos históricos
Autores de trabajos históricos
Índice principal - geología
---
Retratos Chile - Atacama

Región de Atacama, Chile
Región de Atacama / Lugares turísticos
Historia de la Región
Minería de Atacama
Geología de Atacama, Chile
El Ferrocarril
Flora Atacama
Fauna Atacama
Mirador virtual / Atacama en b/n
Mapas de la Región / Imágenes 3-dimensionales
Clima de la Región Atacama
Links Enlaces, Bibliografía & Colección de Libros
Índice de nombres y lugares

sitemap - listado de todos los archivos  - contenido esquemático - Informaciones sitio geovirtual.cl

 


www.geovirtual2.cl / Museo Virtual / Región de Atacama / Historia de Atacama
Historia de la Región de Atacama, Chile
© Dr. Wolfgang Griem, Chile
Publicado: 5.4.2015; actualizado: 22.2.2017
mail - correo electrónico - contacto
Autor info´s aquí: Google+
Ver el perfil de Wolfgang Griem en LinkedInVer el perfil de Wolfgang Griem
Todos los derechos reservados

No se permite expresamente la re-publicación de cualquier material del Museo Virtual en otras páginas web sin autorización previa del autor: Condiciones Términos - Condiciones del uso