Atacama virtual
www.geovirtual2.cl

Región de Atacama, Chile: Registros históricos

Pérez Rosales en Copiapó (1859)

Museo Virtual, Chile
W. Griem, 2014, 2017

V. Pérez Rosales

español / deutsch

Pérez Rosales da una descripción de Copiapó del año 1859. Menciona el gran crecimiento que presentó Copiapó en los años alrededor de 1851. Justamente la misma época que describe Paul Treutler. Como "reportero oficial" Pérez-Rosales usa el nombre oficial de Copiapó en esta época: "Francisco de la Selva". Otras personas de la época generalmente hablan de "Copiapó" - el nombre más popular.

Iglesia de Copiapó por R.A. Philippi (1860)

De: PHILIPPI, RODULFO AMANDO (1860): Iglesia de Copiapó

 

Carta del sector de Copiapó, 1855

De: Pérez Rosales, V. (1859): Carta del sector Copiapó
 (carta total: V. Pérez Rosales (1859)

 

 


 

 Literatura: Copiapó en 1859

Pérez Rosales describe en el año 1859 la ciudad nortina de Copiapó. El mencionó las líneas férreas y el auge minero de la época.
Texto Original:

De los cuatro departamentos que componen la provincia de Atacama, el de Copiapó propiamente dicho tiene mas interés. Está limitado al este por los Andes y al oeste por el departamento de Caldera. Su ciudad principal, San-Francisco de la Selva, es al mismo tiempo capital de toda la provincia y la residencia de las autoridades mas notables. Cuenta además algunos pequeños villorios, de los que los mas notables, son Juan Godoi, al pié de la rica colina de Chañarcillo; Tres-Puntas, cerca de la mina del mismo nombre; San-Fernando, Nantoco, San-Antonio y algunos otros de menor importancia, situados en las márgenes del río de Copiapó y en las cercanías de las oficinas de amalgamación.
La ciudad de San Francisco de la Selva, unida al puerto de Caldera por el mas grande ferrocarril que se ha construido en la América Meridional, está a 50 millas del puerto (80 km), sobre la margen meridional del río Copiapó, por los 27° 24' lat. S. y 15' 50" long. E. del meridiano de Santiago.

Está a 396 metros sobre el nivel del océano. Su aspecto, el movimiento de vida que allí se observa y la multiplicidad de sus recursos desde el establecimiento de la vía férrea, hacen su residencia tan interesante como agradable. Simple aldea hace seis años y arrastrando una existencia precaria y costosa, este lugar no era habitado sino por los propietarios de minas. Desterrados por el fastidio, se dirigían siempre hacia las repones centrales para gozar mejor de su fortuna.

Pero desde 1851 todo cambió de aspecto; el ferrocarril llevó el gas, los bellos edificios, el teatro, los paseos públicos, las comodidades, el lujo, la abundancia de combustible como de sustancias alimenticias y el espíritu de empresa por asociación, el cual hace afluir todos los días hacia la ciudad y el departamento un gran número de extranjeros y nacionales que se establecen de una manera definitiva y permanente. La ciudad tiene una bella iglesia con un altar de mármol de un gusto notable, dos conventos pertenecientes a los religiosos de la Caridad y San-Francisco y dos capillas publicas sostenidas por particulares.
Existe en la ciudad, bajo el nombre de Gremio de Minería, una corporación que cuida del mantenimiento del orden y de la dirección legal de los trabajos en las minas, del buen estado de los caminos, de la apertura de las nuevas vías de comunicación y del empleo de los fondos de utilidad pública. Sus rentas eran en 1853, de 31.253 pesos, percibidos, a la tasa de 3/4 de real por marco, sobre la plata esportada. El resto de los gastos, a que no podían bastar sus recursos, son de cargo del estado.

Se avalúa en 1.900.000 el valor de los nuevos edificios constituidos en esta ciudad dos años después de la creación del ferrocarril, cuyos beneficios se hicieron sentir simultáneamente en las aldeas de San Fernando, San Antonio y Juan Godoi. (....)

Además de la vía férrea, que acaba de ser prolongada seis leguas (25 km) (1) mas al interior, se notan los caminos que comunican entre la capital y Chañarcillo, Romero, Sacramento y Pérez, que son otras tantas minas considerables, y el camino de Tres-Puntas al puerto de Flamenco. Todos estos caminos son carreteros y perfectamente mantenidos.

 

(*1): La prolongación de la vía férrea hacia al interior: 1855 Pabellón (37 km); 1858 Chañarcillo (40 km)  y 1867 San Antonio (33 km). Entonces Pérez Rosales se refiere de la prolongación hacia Pabellón o Chañarcillo - pero la distancia de ambas líneas no corresponde.

Literatura

Pérez Rosales, V. (1859): Ensayo sobre Chile.- Escrito en Francés y Publicado en Hamburgo; Traducción al español por Manuel Miquel; Imprenta Ferrocarril (Santiago): p189-208 y p397-451. (Colección Museo Regional de Atacama en Copiapó)

PHILIPPI, RODULF0 AMANDO (1860): Viage al Desierto de Atacama, hecho de orden del gobierno de Chile en el verano 1853-54.- 236 +6 p. 25 tablas; 7 perfiles  Halle Sajonia, Librería Eduardo Anton. (Bibliografía)

Philippi - Iglesia de Copiapo
Iglesia de Copiapó (Philippi, 1860), véase en grande - Módulo Retratos de Atacama y Chile


Los textos originales fueron digitalizados, transformados a ASCII y redactados por Dr. Wolfgang Griem

Historia Atacama
Interés turístico

Picto-Literatura-Atacama

Entrada Copiapó
Plaza y Hitos turísticos
Museo Mineralógico y Regional
La UDA
Estación ferrocarril
Cronología de Copiapó
Textos históricos - Copiapó

Darwin en Copiapó (1835)
I. Domeyko y Copiapó (1840)
Treutler en Copiapó (1853)
Treutler - Copiapó (1853)
Philippi en Copiapó (1853)
Pérez Rosales Copiapó (1859)
Tornero Copiapó (1872)
Hugo Kunz en Copiapó (1890)

Enrique Espinoza - Copiapó
Ramírez, Copiapó 1932
Terremotos:
Burmeister: Terremoto (1859)

Imágenes del pasado: Copiapó
Copiapó hoy y Ayer
Hoteles - Donde Comer
Mapas
Cifras y estadísticas

próxima página en geovirtual

Pérez Rosales
Caldera, Atacama
Copiapó, Atacama
Carta de la Región

Visitantes de Atacama
Listado de Visitantes
R.A. Philippi en Atacama
Paul Treutler en Atacama
Charles Darwin, Atacama (1835)
Ignacio Domeyko y Copiapó
Kunz en Copiapó
Hugo Kunz en Chañarcillo
Gilliss Mineros en Chañarcillo

Información adicional
Cronología histórica de la Región
Minería de Atacama
El Ferrocarril en Atacama
Cartas y Mapas de Atacama
Cartas históricas de Atacama
Listado de personajes de Atacama


No se permite expresamente la re-publicación de cualquier material del Museo Virtual en otras páginas web sin autorización previa del autor: Condiciones Términos - Condiciones del uso
Página anterior en geovirtual.cl

Entrada Copiapó
Historia de la Región Atacama - Recorrido turístico: contenido

próxima página en geovirtual

 

Linea roja
Índice de nombres y lugares

 

www.geovirtual2.cl

Apuntes y geología
Apuntes
Apuntes Geología General
Apuntes Geología Estructural
Apuntes Depósitos Minerales
Apuntes Exploraciones Mineras
Periodos y épocas
Módulo de referencias - geología
Índice principal - geología

Museo Virtual e Historia
Entrada del Museo virtual
Recorrido geológico
Colección virtual de minerales
Sistemática de los animales
Historia de las geociencias
Minería en retratos históricos
Fósiles en retratos históricos
Autores de trabajos históricos
Índice principal - geología
---
Retratos Chile - Atacama

Región de Atacama, Chile
Región de Atacama / Lugares turísticos
Historia de la Región
Minería de Atacama
Geología de Atacama, Chile
El Ferrocarril
Flora Atacama
Fauna Atacama
Mirador virtual / Atacama en b/n
Mapas de la Región / Imágenes 3-dimensionales
Clima de la Región Atacama
Links Enlaces, Bibliografía & Colección de Libros
Índice de nombres y lugares

sitemap - listado de todos los archivos  - contenido esquemático - Informaciones sitio geovirtual.cl

 



www.geovirtual2.cl / Museo Virtual / Región de Atacama / Historia de Atacama
Historia de la Región de Atacama, Chile
© Dr. Wolfgang Griem, Chile
Publicado: 17.9.2014; actualizado: 22.2.2017
mail - correo electrónico - contacto
Autor info´s aquí: Google+
Ver el perfil de Wolfgang Griem en LinkedInVer el perfil de Wolfgang Griem
Todos los derechos reservados

No se permite expresamente la re-publicación de cualquier material del Museo Virtual en otras páginas web sin autorización previa del autor: Condiciones Términos - Condiciones del uso